Una de las cosas que más me sorprende de EE.UU es que no les importa innovar, es más, les gusta mucho. E innovar la mayor parte de las veces significa hacer cosas que nadie entiende pero que benefician a muchos. Por ejemplo, la operadora T-Mobile decidió hace algunos meses no sumar el tráfico generado por música en streaming de los servicios como Spotify a la tarifa de datos del cliente. Así pues, puedes escuchar la música que más te gusta sin preocuparte de llegar al tope de megas a principios de mes.

Y esto vuelve a ser noticia porque T-Mobile ha ampliado el catálogo de aplicaciones que ahora quedan fuera del consumo de datos, llegando hasta las 27. Así pues se pueden encontrar desde las archiconocidas Spotify, Rdio o Pandora hasta las más específicas como Soundcloud, Fit Radio, Fresca Radio, Xbox Music o Google Play Music. Una gran noticia para los clientes de esta operadora norteamericana que a nosotros, y a mí en particular, me deja con la mosca detrás de la oreja. ¿Por qué ellos sí y nosotros no?

¿Por qué los usuarios de un país pueden disfrutar de unas ventajas y nosotros no? Movistar, Vodafone u Orange: no me basta con tener una tarifa de máximo 4 Gigas al mes. Necesito que no se contemple el tráfico de música. Y esto tiene mucho sentido en usuarios de iPhone. Estoy seguro que las altas de los terminales de Apple se triplicarían si desde cualquier de estas tres empresas se decidieran a no cargar el tráfico de streaming musical.

Desde aquí animo a todos aquellos amantes de la música y poseedores de un smartphone a pedir algo que nos beneficia a todos: las operadoras podrán tener acuerdos con clientes y empresas más ventajosos y los consumidores tendrán más libertad en el móvil.

Pepu Ricca

Geek de corazón <3 ¡Únete a mis redes!