El teléfono más resistente del mundo se llama Sonim XP7

La cantidad de teléfonos móviles que hay actualmente en el mercado hace que tan sólo nos fijemos en los que destacan por alguna característica en particular o porque vienen de grandes marcas.  Entre los primeros podemos encontrar curiosidades de todo tipo como una cámara que puede rotar, batería infinita (dura mucho, pero se acaba) o ser el más resistente del mercado. Ésto último es algo que se lo atribuyen varios fabricantes aunque podríamos estar delante del verdadero: el Sonim XP7.

Este nuevo dispositivo de la empresa norteamerica Sonim se autoproclama como el más resistente a la naturaleza gracias a su certificación IP68, su protección contra caídas de hasta 2 metros de altura y es capaz de sumergirse en agua, también hasta 2 metros, tanto dulce como salada. Vamos, un todoterreno. Pero no acaba aquí la cosa, además es resistente a aceites y agentes químicos y viene con una garantía de 3 años.

En cuanto al apartado técnico el Sonim XP7  es un terminal bastante interesante con pantalla de 4 pulgadas y 480 x 800 pixeles, conectividad LTE, procesador Snapdragon 400 de cuatro núcleos, 16GB de almacenamiento, 1 GB de RAM y, atención, batería de 4.800 mAh que promete 1000 horas en espera. O lo que es lo mismo, 41 días encendido. Todo esto tiene un precio y es el diseño del teléfono que es bastante tosco.

Si te interesa este dispositivo porque tienes una vida aventurera puedes ir a su campaña de indiegogo y hacerte con él por “tan solo” 579$ (unos 460 €). La compañía promete enviar las primeras unidades a partir de marzo de 2015.

Es una opción interesante para quién haya sufrido más de 4 golpes en sus teléfonos en los últimos 12 meses o para alguien que esté trabajando en condiciones extremas. El Sonim XP7 no será el teléfono más bonito del mundo, pero es el más resistente. O eso dicen sus fabricantes.