móvilToday

Todo sobre los móviles

Móviles Noticias

La madurez del mercado móvil desacelera su crecimiento

El mercado móvil a nivel global está entrando en una etapa de madurez, o al menos así lo estiman en la consultora IDC. Según su última previsión de envío de dispositivos en la que se calcula que este año se envíen 1.300 millones de teléfonos y en 2015 1.400 millones. Estas cifras representarían una desaceleración, y por tanto madurez, del mercado móvil en todo el mundo pero sobre todo en los países desarrollados. Para que nos hagamos una idea, en 2014 hay un crecimiento de envíos del 26,3% con respecto al año anterior y en 2015 se espera una diferencia con respecto a 2014 de tan solo el 12,2%, menos de la mitad.

También destacan las cifras, tanto actuales como de previsión para el 2018, de la cuota de mercado de los diferentes sistemas operativos. En particular me llaman la atención las cifras de Apple que con tan solo un 13,8% del pastel tiene un 30,4% de la valoración del mercado. Y tan sólo hablamos de móviles. También es digno de mención la gran progresión que se espera a Windows Phone, sobre todo después de haber completado la adquisición de Nokia y ahora sus terminales serán totalmente suyos. La empresa de Redmond acabará 2014 con un 2,7% del total del mercado y se espera que dentro de cuatro años llegue al 5,6%, más del doble. Será interesante confirmar si arranca esos puntos de Android.
Pantalla_completa_2_12_14_10_02
Como decía antes, los mercados de países desarrollados se están estancando por el efecto madurez: los usuarios ya saben lo que quieren y se han vuelto más críticos a la hora de cambiar de móvil. Además entra en escena el factor chino, móviles con unas muy buenas especificaciones a precios asequibles que producen un efecto psicológico similar al de la deflación: voy a esperar un poco más porque seguro que sale un móvil más barato y mejor dentro de X meses.

Así que el crecimiento que se espera estará guiado principalmente por países en desarrollo donde el cliente se fija, principalmente, en el precio y en el valor que pueda sacar por su dinero. Es por eso que no se espera un crecimiento tan rápido como ha sucedido hasta ahora.