Hemos tenido la oportunidad de probar en exclusiva el Xiaomi Mi 11 Ultra, aquí os traemos nuestras impresiones y os enseñamos aspectos clave de su espectacular cámara.

El Xiaomi Mi 11 Ultra es la mayor apuesta del fabricante chino para este año, tiene todo lo mejor que puedas encontrar en el mercado.

Su pantalla es de 6,81″ WQHD+ con 120 Hz y un máximo de 1.700 nits, se ve increíblemente bien tanto en interiores como en exteriores. Su curvatura no es muy pronunciada lo que hace que la escritura sea agradable.

En el interior encontramos un monstruo, el Snapdragon 888, la bestia más potente de Qualcomm con conectividad 5G, acompañado por 8 ó 12 GB de memoria RAM DDR5.

Las opciones de almacenamiento van desde los 128 hasta los 512 GB UFS 3.1, la velocidad de lectura y escritura más rápida del mercado.

Pero tal vez lo que más destaca es su enorme módulo de cámara de la parte trasera que incluye hasta una pantalla secundaria de 1,1 pulgadas.

El sensor principal, fabricado por Samsung, es de 50 MPx con una apertura f/1.95 y estabilizador de imagen, le acompañan un gran angular de Sony de 48 MPx f/2.2 y un telemacro también de 48 MPx con el que podemos aumentar de manera óptica tanto las fotografías como el vídeo en 5 aumentos.

Jugando con el modo híbrido podemos llegar hasta un espectacular aumento de 120x.

Completan las características una carga rápida de 67W que funciona tanto con cable como de manera inalámbrica, además es posible cargar otros dispositivos mediante la carga inversa de 10W.

Todo esto tiene un coste, y en esta ocasión lo tenemos en modo de peso, 234 gramos, un equipo que no es liviano y tampoco muy delgado, no es algo que esperáramos ya que su batería es de 5.000 mAh.

Durante la exclusiva prueba que pudimos realizar lo que más nos gustó fue la cámara, sorpendente el modo multicámara con el que podemos elegir dos cámaras para grabar de manera simultánea o guardar dos vídeos con dos tomas diferentes a la vez.

La grabación de vídeo con 5 aumentos también es un gran punto a tener en cuenta, además del modo retrato, un modo retrato que gana enteros al poder realizarse con la cámara principal ya que con la pantalla secundaria tenemos la posibilidad de vernos.

Algunas fotografías de ejemplo con la cámara trasera en los diferentes modos; gran angular, 1x, 5x e incluso modo retrato.

Una auténtica delicia que va acompañada de una renovación de la interfaz de usuario en el apartado de cámara.

Todavía no sabemos el precio oficial de lanzamiento ni la fecha con la que llegará a nuestro país, lo que sí es seguro es que estaremos atentos para su salida.