La nueva patente de Apple desafía a la Ley de Murphy

Murphy tenía muchas leyes, demasiadas diría yo, pero una que nunca dijo es que tu móvil siempre se caerá por el lado que cueste más repararlo, al menos con los iPhone. Aunque esto puede dejar de ser cierto ya que la nueva patente de Apple conseguiría mover de manera automática el teléfono para que caiga por la parte más resistente.

[pullquote align=right]
¿Si atamos una tostada a un iPhone dentro de unos años tendremos un motor de movimiento infinito?
[/pullquote]Así lo aseguran en Phonearena donde han desglosado la información de la oficina de patentes de EE.UU y han sabido cómo funciona el sistema. Gracias al uso que haría el teléfono de sus giroscopios y sensores de movimiento, cabe recordar que a partir del iPhone 6 se incorpora además un barómetro capaz de medir la altura, podría determinar en menos de 1 segundo si está sufriendo una caída y procesar la información para, a través del motor de vibración del terminal, colocarse en la posición menos dañina para él mismo a la hora de chocar contra el suelo.

Lo más probable es que no podamos disfrutar de un avance como este hasta dentro de un par de generaciones del teléfono, aunque desde luego es una gran noticia conocer que existen este tipo de novedades. A quienes estoy seguro que no les hará tanta gracia es a los fabricantes de fundas aunque bueno, estoy seguro que encontrarán algo diferente para volver a destacar.