Samsung Galaxy S7 Edge, análisis

1
463

Samsung ha vuelto, el S7 es la confirmación del S6, el fabricante coreano apuesta a caballo ganador con el que posiblemente sea el móvil del año.

Diseño

Estéticamente es calcado al S6 Edge, hay que fijarse mucho en la parte trasera donde los bordes terminan también en curva para encontrar diferencias entre ambos modelos. Si algo funciona ¿porqué tocarlo? Pero aunque sea idéntico hay un cambio importante, el S7 es resistente al agua, algo que cualquier móvil de más de 600 euros debería de ofrecer.

Samsung Galaxy S7 Edge

La curva, ay la curva, ahora las funciones Edge tienen mayor tamaño, puedes añadir más cosas pero lo más probable es que no las vuelvas a usar. Como la mayoría de terminales no está pensado para utilizarlo con una mano, en este caso la curva no es un aliado ya que hay veces que se pulsan solas algunas cosas al tener contacto. Eso sí, es muy agradable al tacto sobretodo para hacer scroll y los vídeos se ven increíblemente bien.

Materiales

Cristal delante y cristal detrás, es un completo atrapahuellas, aunque eso sí, es muy bonito.

Pantalla

Lo primero que nos llama la atención de la pantalla es que siempre está encendida, esta nueva característica se llama Allways on y puedes configurarla para que aparezca la información que quieras. El panel AMOLED hace que el consumo de esta función sea insignificante. Tiene un tamaño de 5,5 pulgadas y resolución QuadHD con una densidad de 534 ppp, la versión Edge termina en curva a ambos lados, se trata de una características muy visual pero poco funcional.

Seguridad

El lector de huellas dactilares está situado en el botón frontal, funciona realmente rápido aunque tienes que pulsar para que te reconozca la huella. Puedes usarlo para pagar con Samsung Pay y configurarlo también para otras aplicaciones. Sigue estando Knox aunque ahora te preguntan si lo quieres instalar, el modo niños puedes descargarlo desde la tienda de aplicaciones de Samsung.

Software

Touchwiz es un clásico en cuanto a capas personalizadas de Android se refiere, mucha gente cree que la de Samsung es la versión del sistema operativo de Google. Se ven muchos más móviles Samsung que terminales con Android puro.

Samsung Galaxy S7 Edge En esta ocasión encontramos Android 6.0.1 y un Touchwiz más minimalista y funcional, atrás quedan las 25.000 funciones que se usaban 1 vez.

Rendimiento

En su presentación ya nos sorprendieron las cifras en los benchmarks, pero no solo da el pego sobre el papel, el rendimiento en el día a día es muy bueno.

Hardware

Finalmente entró el Snapdragon 820, con 4 GB de RAM y varias versiones de almacenamiento interno que, ahora sí, se pueden expandir con tarjetas microSD, desapareció en el S6 pero ha vuelto para hacerlo un terminal mejor.

Batería


El tener la pantalla más grande implica que su batería también es más grande, es de 3.600 mAh y se nota la diferencia. Su duración es superior a la del S7, un usuario normal podrá pasar del día y medio de uso de manera habitual y uno intensivo llegará a final de día.

Cámara

De todo, esto es lo que podemos decir que realiza la cámara del potente S7, esa es la primera impresión, si cavamos un poco mas hondo, por ponerle un pero, ni recordamos las veces que de la propia sensibilidad de la pantalla, hemos tenido que volver a la cámara, ya que en cuanto la rozas, (al ser esta curva es realmente fácil) cuando no entramos en un menú lo hacemos en otro sin darnos cuenta.

Samsung Galaxy S7 Edge

La cámara funciona de un modo casi profesional, y está absolutamente adaptada para interactuar con cualquier nueva tecnología, bloggers que puedan emitir en directo a través de su función live en dos sencillos pasos, un modo especial para la realización de fotografías de comida, poder realizar fotografías en 180º y un larguísimo etcétera que cubrirá por completo casi todas nuestras expectativas.
En el modo manual (llamado PRO por Samsung), nos encontramos a primera vista con opciones dignas de una reflex, sorprende la cantidad de puntos de AF de su enfoque y los tres modos de tipo medición que nos brinda el S7. encontramos también los modos necesarios para modificar valores como balance de blancos e incluso podemos modificar la temperatura de color, acceder al modo macro, (realmente bueno) o jugar con la velocidad de obturación, no así con el diafragma, aunque también podemos acceder en otro modo a la función enfoque selectivo para modificar a voluntad la profundidad de campo de nuestra fotografía.
La función panorámica nos permite prácticamente realizar una fotografía de 360º y su cámara lenta y rápida nos permiten tanto grabar a 120 fps como realizar timelapses, eso si, sólo en modo automático, es decir, ni se nos permite elegir cantidad de disparos para el timelapses ni elegir fps para la cámara lenta, aunque intuimos que será a 120 fps.
La función comida funciona bien y nos permite centrar la atención en el objeto realizando un falso enfoque selectivo que la verdad es que el software se encarga de realizar perfectamente.
Funciona de un modo excelente en condiciones de poca luz, y su flash, en fín, nos encanta que en situaciones en las que falte luz, sea capaz de iluminar al sujeto principal sin oscurecer el cielo, y respetando el color azul que este tiene cuando se oculta el sol, en una palabra, impecable.

 foto con el S7 Edge

La cámara delantera cumple perfectamente, (adictos a los selfies, aquí tenéis vuestro santo grial) y responde bien en prácticamente cualquier situación, con sus 5mp
Lo que también nos ha sorprendido es su función 180º para fotografía, jugar con ello nos ha encantado y prometemos contaros todo lo relativo a ello en cuanto le encontremos utilidad (bueno, mas allá del postureo, aunque ya que lo trae, habrá que posturear, ejem)
El vídeo, con sus distintos modos de grabación nos da traslado a una realidad en la que la calidad del Samsung no tiene mucho que envidiar a cámaras de gama media del mercado, su HD UHD O 4K Y ULTRA 4K nos han dejado con la boca abierta, y con algunos accesorios, (tripodes, etc) estamos seguro de que se le puede sacar un gran partido, ademas su estabilizador nos ha dejado con la boca abierta, sencillamente espectacular.
Y todo esto, además sin miedo a mojarnos con el.
Llevo un rato buscándole un pero y no se me ocurre ninguno la verdad.
¿Estamos ante una de las mejores cámaras que haya montado un movil?

foto con el S7

Me atrevería a decir que tanto por calidad como por el esfuerzo que ha realizado Samsung para que tengamos a nuestra disposición un modo de cámara para cada necesidad y un modo experto para alimentar nuestra creatividad, la respuesta es SI, probablemente una de las mejores cámaras que haya visto jamás montada en un teléfono.
Si se pudiera poner una sincronización de flash externo me atrevería a llevarlo a un estudio y realizar una sesión con el, estoy seguro de que sus 12mp darian mucho de si, (vale es por ponerle un pero, algo malo había que decir ¿no?, pero es que sorprende hasta poder guardar nuestras fotos en RAW o en jpg.
La verdad, una verdadera joyita.

Precio

799 euros cuesta la versión de 32 GB de almacenamiento interno.
Samsung ha mejorado un producto excelente, el S7 Edge es uno de los 3 mejores teléfonos del año hasta que Apple levante la voz, está justo por detrás del S7 normal.

¿Lo compro?

Si tienes el S6 tienes que conocer ¿qué ha cambiado?, si buscas un tope de gama y estás dispuesto a hacer una buena inversión el S7 es tu terminal. Yo te recomiendo la versión “normal” pero si te van las curvas y quieres tener un extra de autonomía hazte con el S7 Edge.

Justo Hernández

1 Comentario

Dejar respuesta