Primeras impresiones de lo último de LG, G6

Comenzamos las primeras impresiones del LG G6 hablando del apartado estético, me parece un gran acierto por la parte de LG. Solo con ver el dispositivo te das cuenta de la alta calidad de sus materiales de construcción y la sensación en la mano es muy buena, se siente muy Premium y tiene un buen agarre, y un tamaño perfecto, muy compacto para un terminal de 5,7 pulgadas.

La pantalla de este G6 se ve muy bien, está a la altura de las pantallas topes de gama de los dispositivos top del momento, pero tampoco hay nada que destaque, sí que es verdad que la relación de pantalla y cuerpo es muy buena, pero hay otros dispositivos que han conseguido incluso minimizarlo aún más como por ejemplo el Xiaomi Mi Mix.

La novedad de LG de incorporar una relación de aspecto de 18:9 no se nota demasiado, a la hora de reproducir videos, aunque sí que es cierto que gracias a ello podemos visualizar un 11% más de información a la hora de visualizar texto.

En general es una buena pantalla, con un buen contraste y unos colores bastante fieles a la realidad, además cuenta con un muy buen nivel de brillo, seguro que no tenemos ningún problema a la hora de usar el móvil en exteriores.

La interfaz parece que poco a poco se va puliendo más, y personalmente a mí me va gustando un poco más con las actualizaciones, aunque si es cierto que echo de menos el box de aplicaciones. La experiencia de usuario a la hora de moverse por la interfaz es verdaderamente fluida, a causa del buen hardware que incorpora.

A pesar de no equipar el Snapdragon 835 y llevar una versión algo más antigua como es el Snapdragon 821, no mengua la experiencia de uso ya que probablemente no llegues a darte cuenta de que no es el último procesador del mercado.

LG justifica el uso de este procesador alegando que se ha elegido para aprovechar al máximo las opciones fotográficas y mejorar así la experiencia a la hora de utilizar la doble cámara, sobretodo en el modo gran angular.

Además, la optimización de los 4 GB de RAM está muy conseguida ya que por muchas aplicaciones que he abierto, nunca se me ha cerrado ninguna y he podido volver a las apps utilizadas justo en el punto en el que las dejé.

Un punto donde no notamos mucha diferencia respecto su antepasado es el de las cámaras. Nos encontramos con un doble sensor de 13 megapíxeles cada uno y uno de ellos gran angular. Vemos que en este LG G6, que las cámaras si están integradas dentro del cuerpo.

Por lo que he podido probar, las fotos que captura son increíbles, tienen un muy buen nivel de detalle, colores muy fieles a la realidad, buen balance de blancos… Una cámara muy puntera que sin duda estará de entre las mejores en este año 2017.

En resumen,este LG G6 me parece un fantástico terminal, con unas características muy equilibradas ya que no hay ningún apartado en el que despunte ni para bien ni para mal. Sin duda, es uno de los mejores dispositivos presentados durante este MWC aunque si es verdad que estamos a la espera del lanzamiento de Samsung el mes que viene pero aun así a dar mucha guerra a lo largo del año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *