Meizu MX4 Pro, análisis

Meizu presenta en el mercado su versión más pro, el Meizu MX4 Pro. El apellido del nombre no está de adorno ya que el fabricante chino ha dotado a su nuevo terminal de las más altas especificaciones.

Diseño

El diseño pese a ser anterior a este, nos recuerda mucho al nuevo Samsung Galaxy S6, que a su vez nos recuerda al iPhone 6, que a su vez nos recuerda al HTC One, y así podríamos seguir la rueda durante un buen rato. Tiene un marco de aluminio, que tiene una tendencia importante a picarse, la parte trasera es de plástico, que imita muy bien al aluminio eso sí.

En este apartado cabe mencionar la posición de los botones, con una desacertada ubicación del botón de desbloqueo en la parte superior. Algo impensable para un dispositivo de estas dimensiones, se hace difícil alcanzar para poder bloquear. Aunque podemos bloquearlo con un pequeño truco, manteniendo pulsado el botón home durante unos segundos.

meizu mx4 pro

El altavoz está en la parte inferior, es muy potente aunque volvemos a tener un pequeño problema de diseño ya que lo taparemos de manera frecuente cuando estamos viendo vídeos o jugando.

Tiene tapa si, pero no tiene batería extraíble, algo raro, la tapa tan solo sirve para poder insertar la tarjeta microSIM.

Pantalla

Empezamos por la pantalla, monta un panel IPS LCD de 5,5 pulgadas con una resolución mayor a los 2k, exactamente es de 1.536 x 2.560 píxeles. La alta densidad de píxeles, 546 ppp, junto con
el ángulo de visión del panel IPS y la temperatura de color hace que estemos ante una pantalla sobresaliente.

Procesador y memoria

El procesador corre a cargo de Samsung, es un Exynos 5 Octa de 5430, que como su propio nombre indica cuenta con ocho núcleos, en esta ocasión viene acompañado por una GPU Mali T-628
que aporta un extra en el rendimiento de los videojuegos más exigentes.

Cuenta con 3 GB de memoria RAM, en cuanto al almacenamiento existen diferentes versiones que van desde los 16 hasta los 64 GB, sin posibilidad de ampliar con tarjetas.

Batería

Una batería de 3.350 mAh completan las características principales de este Meizu. Llega fácilmente al final de la jornada con un buen puñado de horas de uso de pantalla, poco más de 4 horas que tal vez sobre el papel leyendo las características esperábamos que fueran unas pocas más. Aquí tiene mucho que ver la pantalla con resolución 2k por la que decidieron apostar, y el porqué algunos fabricantes como Huawei han decidido quedarse en FullHD.

meizu mx4 pro

Cámaras

En el apartado fotográfico nos encontramos con una cámara principal de 20,7 MPx cuyo rendimiento está en relación con el resto de características del dispositivo, es notable pero no sobresaliente. Cabe mencionar que el sensor es exactamente el mismo que el del iPhone 6 o el del Sony Xperia Z3, donde uno de estos dos dispositivos le sacan más rendimiento que los
otros dos, ¿adivináis de cual se trata?

Cuenta con una interfaz de usuario bastante simple y minimalista, que funciona realmente bien. Cuenta con diferentes modos, como el HDR, también podemos elegir el tamaño de la imagen y del vídeo evidentemente.
Aunque tenemos que decir que la cámara del Meizu MX4 Pro es una de las mejores del mercado actualmente, sobre todo de día donde saca unas fotografías impresionantes.

La cámara frontal es de 5 MPx.

Otras características

El chip integrado tiene acceso a redes 4G/LTE, no le falta conectividad Wi-Fi, Bluetooth 4.0 o NFC.

La versión del sistema operativo que integra es Android 4.4 KitKat, con un único botón en el panel frontal, el típico botón de casa. Después han pensado que sería buena idea llevar
el resto de botones de Android a la pantalla, algo que evidentemente no lo ha sido. Mención a parte se merece la capa personalizada de Meizu para Android, digamos que no es Android puro
para suavizar un poco los comentarios.

Con la interfaz de usuario que añade Meizu pasa como con algunas de otros fabricantes, la primera impresión es la de no contar con un cajón de aplicaciones, aunque ajustando un poco las pantallas principales fácilmente nos acostumbraremos a su uso. La multitarea se activa al desplazar el dedo desde la parte inferior de la pantalla, algo curioso pero que a su vez funciona realmente bien.

El botón home integra además un lector de huellas dactilares que funciona bien, mejor que el del S5 pero peor que el del iPhone o el del Mate 7. Aunque tampoco es algo como para ponerle
un punto negativo. Otro de los pequeños trucos que tiene este botón es que al pulsarlo de manera suave funciona como si de la tecla atrás se tratara.

Opinión y precio

¿El precio? Casi 400 euros para la versión de 16 GB. Algo por encima de lo que esperábamos para un terminal chino aunque sus características y relación calidad/precio sea óptima, ahora
mismo hay otras opciones en el mercado que tal vez resulten más interesanes por precio aunque no tanto por calidad, como el Nexus 5 o el LG G3.

Justo Hernández

Moviladicto desde el principio de los politonos, puedes seguirme en twitter: @galuctico.