Análisis LG X Cam: gama media con doble cámara

LG acostumbra a traernos buenos smartphones en todas las gamas del mercado. En este caso hemos analizado un terminal que tiene un precio ajustado y que pertenece a la gama media. Sin embargo la presencia de un doble sensor llama la atención. Sigue leyendo y descubre nuestro veredicto sobre un smartphone que no defrauda. Este es el LG X Cam, un gama media con doble cámara.

 Diseño

Empezamos por uno de los aspectos más importantes de los smartphones actuales. El diseño puede ser un elemento que decante la elección de un terminal y en este caso, el LG X Cam nos recuerda a terminales de hace un par de años, formas redondeadas y unas dimensiones reducidas.

Encontramos un teléfono con laterales simulando el metal con un color plateado, el resto del terminal es de color gris, al menos la unidad que hemos tenido en nuestras manos.

Cabe destacar un aspecto que nos ha dejado impresionados: su reducido grosor. Dicho grosor no llega a los 7mm por lo que encontramos un terminal muy, muy fino. En la mano sus dimensiones se hacen muy cómodas, tiene buen agarre a pesar, de como hemos dicho, el grosor.

Además da buenas sensaciones en la mano aunque los materiales (que ahora veremos) no acompañen.

Materiales

Para construir este smartphone se ha utilizado el policarbonato que parece ser que ha pasado de moda. No encontramos rastro de otro tipo de materiales por lo que se estropea un poco el aspecto. No es un terminal feo pero teniendo tantos competidores con materiales más premium si que se echa en falta.

El plástico no significa mala construcción y es que el este X Cam sienta bien en la mano como hemos dicho anteriormente. Sin embargo la ausencia de metal nos deja un sabor un tanto agridulce.

Pantalla

Como sabemos, estamos ante un dispositivo destinado a la gama media y su pantalla parece acercarse más a la gama alta. El LG X Cam viene dotado de una pantalla de 5,2 pulgadas con resolución FullHD. Decíamos que se acerca a la gama alta pues muchos modelos de este año siguen utilizando la resolución de 1080p.

La respuesta de la pantalla es positiva: tenemos colores muy vivos y negros profundos (sin llegar a los de pantallas con tecnología AMOLED), el panel parece funcionar a las mil maravillas y no hemos detectado ningún tipo de problemas referidos a este elemento.

La tecnología utilizada, como no podía ser de otra forma, es la habitual en la mayoría de terminales, IPS. Nos hubiera gustado ver un frontal con más presencia de la pantalla, ya que se queda en un 69% de relación frontal/panel.

Seguridad

En este apartado poco podemos decir. Este smartphone de los chicos de LG reclamaba un sensor de huellas, presente en multitud de dispositivos hoy en día. Por lo que la seguridad queda relegada al sistema operativo y a sus métodos de desbloqueo tradicionales.

Software

LG ha dotado a este equipo de Android 6.0 corriendo bajo su capa de personalización llamada LG UX. La capa que la firma incorpora al sistema operativo de Google nos trae ciertos extras usando los diferentes sensores. Estos ajustes extras no aparecen en otros smartphones con Android puro por lo que se agradece.

 

Rendimiento

En cuanto al rendimiento no hemos detectado ningún problema, cualquier aplicación ha podido ser ejecutada sin ralentizaciones ni lag, algo que venimos viendo desde que la gama media ya incorpora procesadores bastante potentes como veremos cuando analicemos el hardware.

El procesador responde correctamente, eso sí, no esperes jugar a títulos muy exigentes en cuanto a gráficos se refiere, al menos en calidad alta. Sin embargo, y como hemos dicho, funciona adecuadamente.

Hardware

Las positivas impresiones que nos hemos llevado del rendimiento vienen dadas por el hardware que se esconde bajo la construcción de este X Cam.

Un procesador Mediatek 6735 de ocho núcleos a 1,14GHz es el encargado de ejecutar todas las tareas. La memoria RAM que apoya al procesador y que permite la multitarea es de 2GB, suficiente para tareas no muy exigentes pero escasa para el futuro, que cada vez está más cerca.

Un aspecto que no podíamos dejar pasar es el sonido. Para hablar del sonido debemos comentar que el altavoz se encuentra en la parte trasera del terminal por lo que queda solapado si ponemos el smartphone en una mesa. La calidad del altavoz es suficiente, sin hacer muchos alardes, pero lo que no nos ha gustado es el volumen. En ambientes ruidosos no podremos escuchar el terminal con claridad debido a sus bajos niveles de potencia.

Batería

Aquí los ingenieros de LG han debido hacer un sacrificio. Como comentamos con respecto al diseño, el reducido grosor que tiene el X Cam ha afectado a la capacidad de la batería.

Estamos acostumbrados a ver baterías de más de 3.000 mAh en terminales de más de 5 pulgadas pero este caso es la excepción: 2.520 mAh. Esta pequeña batería sin embargo no ha supuesto un problema demasiado grave. Si que tenemos una autonomía peor con respecto a otros competidores pero a nosotros nos ha aguantado el día sin problemas, eso sí, cárgalo todas las noches.

Hemos llegado a realizar jornadas con 5 horas de pantalla activa con un uso mixto de redes sociales, vídeos, navegación, una hora de juegos y mensajería instantánea.

Cámara

En la cámara reside unos de los puntos cruciales de este modelo. La marca ha añadido un doble sensor que queda muy estilizado en la parte trasera del smartphone. Cada uno de los sensores tienen 13 y 5 megapixeles respectivamente.

Al contrario que en otras marcas, el sensor secundario es utilizado para ofrecer capturas con un gran angular. Nos ha encantado el efecto que tiene este sensor pero la calidad disminuye bastante, apareciendo ruido y poca nitidez.

El sensor de 13 MP actúa rápidamente y logra sacar fotos bastante buenas cuando hay luz natural presente. Debido a la gama en la que se encuadra no esperemos una cámara magnífica, de hecho, empieza a verse afectada conforme el sol desaparece. No nos ha terminado de convencer uno de los aspectos más significativos y que da nombre al teléfono de LG.

El ruido empieza a hacer presencia en escenas con baja luminosidad, y por lo tanto, el detalle se pierde. Estamos ante una cámara acorde con el precio pero esperábamos más de ella al tener doble sensor.

Precio

Para cerrar este análisis tenemos que tener en cuenta el precio de este terminal. El LG X Cam se encuentra aproximadamente a un precio en torno a los 200 euros. Nada mal para las características con las que viene equipado.

Esto ha sido nuestro análisis del smartphone de LG, este X Cam destinado por y para la gama media, suficiente para la mayoría.

¿Qué te ha parecido este LG? ¿Te ha gustado su doble cámara?

LG X Cam

LG X Cam
7.1

Diseño

7/10

    Pantalla

    8/10

      Rendimiento

      8/10

        Cámara

        7/10

          Batería

          6/10

            Pros

            • Buen rendimiento
            • Panel con buen resultado
            • Buena construcción aunque sin metal
            • Terminal ligero y muy fino

            Cons

            • Su doble cámara: mala implementación
            • Escasa memoria RAM
            • Batería un poco justa
            • Volumen bajo en el altavoz

            Pepu Ricca

            Personaje enganchado al mundo tecnológico y digital. Mis intereses han ido ligados a las TICs. Desde pequeño soñaba con pantallas táctiles y procesadores de diez núcleos. Intento comunicar objetivamente, con toda mi humildad y mis conocimientos. No dudes en seguirme en Twitter e Instagram.

            Leave a Reply

            Your email address will not be published. Required fields are marked *