El sistema operativo de Google, Android, está en millones y millones de dispositivos portátiles, desde tablets pasando por relojes inteligentes. En todos ellos la batería mantiene al dispositivo encendido aunque a veces no tanto como quisiéramos.

Nuestros teléfonos Android tienen un cúmulo de apps que nos permiten tener una vida más sencilla y organizada pero también nos hacen pasar más de un mal trago. ¿Cuándo no nos ha dejado tirado nuestro móvil a mitad del día? La batería es uno de los puntos más negativos de los teléfonos de hoy en día y es que la potencia y sus grandes prestaciones deben siempre venir acompañados de una gran fuente de energía que resista tal consumo.

Si crees que tu terminal debería proporcionarte una autonomía mayor sigue leyendo pues vamos a dar unos trucos para ahorrar batería en el sistema del robot verde.

1. Desactiva todo lo que no uses

Todo smartphone tiene una conectividad que le permite estar vinculado a Internet, transferir archivos, obtener localizaciones, entre otras tareas, por ello nuestros dispositivos tienen múltiples funciones que le hacen gastar energía.

Si no usas el GPS desactiva la localización, o actívala solo cuando sea imprescindible. Y lo mismo con el resto de sensores y conexiones. Personalmente, lo primero que hago al comprarme un nuevo teléfono es configurarlo para ahorrar batería, y de paso, ganar rendimiento si es posible. Estos tips que expondré podrán ser útiles a algunos, otros verán necesarias mantener activas ciertas funciones.

Wi-Fi Android

Para todo esto tienes que ir a los Ajustes del teléfono y desde ahí entrar en los siguientes apartados:

  • Wi-Fi: en los Ajustes avanzados dentro de la configuración del Wi-Fi te recomiendo desconectar la Notificación de red, e incluso si ves alguna opción más que mantenga esta conexión despierta, desactívala.
  • Sonido: la vibración al tocar los botones de navegación es innecesaria bajo mi punto de vista, aunque como he escrito anteriormente en cada uno está la elección y el uso que se le de.
  • Pantalla: el brillo automático en algunos teléfonos no es todo lo exacto que debería ser, por lo que según la situación despliego mis ajustes rápidos y cambio el brillo según vea necesario. Por ello en estas opciones desactivo el citado brillo automático.
  • Resto de conexiones (GPS, Bluetooth, NFC..): solo recomiendo tenerlas activas cuando vayas a darles un uso real. Por ejemplo al transferir un archivo utilizo NFC y Bluetooth, el GPS para orientarme o jugar a Pokémon GO.. estando activo por ejemplo el GPS el teléfono realiza diariamente un escaneo que bajo mi punto de vista sobra.
  • Extras: en algunos smartphones como los famosos Galaxy S7 encontramos opciones extras como realizar capturas pasando la mano por encima de la pantalla, silenciar llamadas dando la vuelta al móvil.. todas estas mantienen varios sensores alerta como puede ser el acelerómetro, la cámara frontal, etc.

2. Olvídate de las apps “mágicas” que mejoran la batería

Hay algunos desarrolladores de aplicaciones que se aprovechan de la ignorancia del usuario común creando aplicaciones que supuestamente mejoran batería y hasta hacen volar al smartphone mejorar el rendimiento. Para que quede claro: no pueden hacer nada por arte de magia aunque desconozcamos el motivo.

android-battery-life

Dichas aplicaciones lo que podrán es ralentizar aun más el dispositivo, o si quieren obtener permisos bastante críticos y privados. Incluso pueden inundar tu dispositivo de publicidad molesta y fraudulenta.

Otras que si realmente funcionan como los “task killer” no son nada recomendables pues matan procesos de aplicaciones que están en la RAM sin molestar, por lo tanto al abrir de nuevo la aplicación en cuestión debe ser ejecutada por el procesador gastando más batería de nuevo.

Ahora bien, no todos los procesos en segundo plano de nuestro teléfono aportan rendimiento. Al contrario, por ejemplo con módulos de Xposed como Greenify o Amplify determinaremos que procesos hacen despertar al dispositivo haciéndole perder energía inutilmente. Si estás interesado en esto y eres un usuario avanzado busca en la red y encontrarás suficientes tutoriales para utilizarlos.

3. Controla que aplicaciones instalas y sus permisos

En el amplio mercado de aplicaciones para Android se ha encontrado más de una vez aplicaciones que atacan vulnerabilidades de nuestros terminales, o que contienen código malicioso. Por ello es necesario que seas responsable con tu smartphone, instala las aplicaciones necesarias para tu día a día.

Por supuesto un cuidado extremo al descargar software de fuera de Google Play Store, hay mucho engaño y pocas ganas de respetar.

Desde Android 6.0 Marshmallow y en algunas versiones anteriores corriendo algunas capas de fabricantes (como MIUI) poseemos unos útiles gestores de permisos. Si tu smartphone tiene uno de ellos entra y échale un vistazo a ver que tipo de permisos piden tus aplicaciones.

permisos-apps

La batería será la primera que sufra cuando cierta aplicación activaba tu ubicación así que rechaza ese tipo de permisos.

4. Cuida la salud de tu batería

Las baterías de nuestros nuevos dispositivos no son tan débiles como las antiguas, sin embargo, está bien que no abusemos de costumbres que si acortan su vida como por ejemplo dejar que se descargue completamente. Obviamente cuidar el voltaje que le damos al teléfono ya que podemos dañar la batería.

Para ello te recomiendo una aplicación llamada Ampere que te mantendrá informado de estadísticas de tu batería y su carga.

android-cargando

Un calibrado de batería puede venir bien al que cambie de ROMs constantemente pero tampoco conviene realizar uno cada poco tiempo, sólo cuando notéis saltos raros en el porcentaje de carga debéis realizarlo. Si no sabes como hacer un calibrado te adelanto que deberás ser usuario root y que necesitas alguna de las aplicaciones dedicadas a esto en Play Store.

5. Para atrevidos: instalar ROMs y eliminar bloatware

Este quinto punto lo dejo reservado para los atrevidos que sean capaces de realizar tales cosas como instalar un recovery, una ROM, un kernel, Xposed..

La gran mayoría de los usuarios no tienen idea de que esto existe pero la comunidad libre de Android nos regala un soporte propio que a veces ni el fabricante da.

Normalmente cuando sacamos nuestro móvil de su caja viene con una versión del sistema plagada de aplicaciones que no vamos a utilizar, estas aplicaciones son denominadas bloatware que además cargan el almacenamiento del teléfono inutilmente. Mi recomendación es que si has llegado a este punto te atrevas a entrar en un foro especializado ya que hay muy buenos tutoriales sin riesgo alguno de estropear tu terminal.

bloatware

Hay ROMs personalizadas como las famosas CyanogenMod que pueden tener algún fallo pero siempre están las basadas en las del propio fabricante que te aseguran estabilidad y un funcionamiento perfecto pero con la ventaja de que los propios cocineros de estas borran todo rastro de bloatware mejorando finalmente lo que hoy nos ocupa, la batería de tu smartphone.

Como vemos hay múltiples formas de mejorar la autonomía de tu dispositivo, para aprovechar una herramienta que para muchos es lo más importante, como el teléfono, gasta un poco de tu tiempo en aprender más de el para que le saques todo el partido. Es necesario un conocimiento para que no puedan engañarnos y que sepamos criticar todo lo que nos concierne.

Si conoces o empleas algún otro método para mejorar la batería coméntalo con nosotros

Pepu Ricca

Dejar respuesta